jueves, 26 de mayo de 2011

Análisi de la película "The Truman Show"

ANÁLISIS DE LA PELÍCULA “THE TRUMAN SHOW”

Comenzamos haciendo una traducción: Truman = True Man  (HOMBRE VERDADERO)
El espectáculo en sí está dirigido por  el "Creador" Christof: La alusión obvia es a Dios que se toma por "creador" de la serie.
Todo lo que rodea a Truman es creado, falso, solo él es auténtico, su esposa amigos, trabajo, todo está bajo la mirada del creador del reality. Aunque las recciones de Truman no las controla el hacedor, (aqui radica su autenticidad), sino que lo manipula a partir de su conocimiento de las limitaciones, por ejemplo la fobia al agua, con el mito de la muerte de su padre al morirse ahogado.

La película es la idea de como un hombre que juega a ser Dios, y Truman es su hijo, no es que el protagonista es divino, sino más bien un hombre verdadero en el mundo artificial creado para él. Cristof satisface las necesidades de Truman, intentando cuartar el libre albedrio de Truman.

El Show de Truman se muestra una sociedad manipulada como la nuestra. La información que nos llega cada día a través de la televisión, la radio, el periódico o Internet (este en menos medida) ha pasado primero por el tamiz de las grandes compañías multimedia, por eso, como pasa en la película, debemos tomar una actitud crítica y escéptica ante las informaciones que nos vienen dadas. La verdad es cuestión de perspectiva o contexto; no tenemos acceso a la verdad, a la forma en que son las cosas, sino lo que nos parece a nosotros. Nuestro pensamiento es moldeado por fuerzas o productores, es por esto que la pos modernidad es tan permisiva y liberal, ya que busca reconocer la individualidad y respalda la heterogeneidad desde esa misma individualidad. El medio más representativo de la pos modernidad es el cine, con una percepción de futuro incierto al igual que la realidad.
 Truman está encerrado en unos grandes estudios de televisión, una ciudad creada para él, en la que ha nacido y vive para deleite de la audiencia. Es la vida en directo.  Christof, el “dios creador” de todo ese show, un dios caprichoso y egoísta, que antepone su lucro al propio bienestar de su creación, como se ve al final de la película donde Christof pone al límite a Truman, sin importarle lo más mínimo que pueda llegar a morir por ello. Lo que nos muestra es que somos protagonistas y que nuestra vida se ha convertido en un show, como describe Jurgen Miüler “ aceptamos la realidad del mundo que nos obsequian”.

Aunque aparentemente el malo de la película es Christof, no debemos olvidar el elemento necesario sin el que no sería posible “El Show de Truman”, la audiencia. La película nos muestra a una audiencia morbosa y fácilmente manipulable por los productos televisivos, y es esa audiencia la auténtica protagonista, que pese a conocer que el pobre Truman vive en una gran farsa, siguen premiando a los productores con una impresionante cuota de complicidad.
Truman vive en la auténtica mentira, donde sus padres, su mujer, su mejor amigo y sus vecinos no son más que actores. Todo un elenco de actores para hacer la vida de Truman un reclamo para la audiencia y embolsarse cantidades ingentes de dinero.
Las fases por las que atraviesa Truman en la película son las de una persona que madura en la vida. Primeramente, Truman es feliz en su mundo de juguete, hasta que empieza a cuestionarse todo lo que le rodea.

Un punto a tratar aparte es el de la publicidad. Como El Show de Truman no tiene pausas publicitarias se utiliza un recurso muy en boga actualmente como es el colocación de productos. De esta manera, Truman no sólo vive una mentira, sino que vive en un anuncio.  Además, de una forma descarada, los actores hacen constantemente guiños a la audiencia hablando de las bondades del producto a anunciar en cuestión, dándole más importancia a eso que al diálogo que mantienen con Truman. Sobre esto merece mención especial cómo la mujer de Truman ‘vende’ unos utensilios de cocina o el amigo las cervezas. La vida-show de Truman es costeada por la publicidad, se muestra claramente el concepto de merchandising, que es la forma de costear el programa. En la actualidad lo notamos en reproductores musicales, celulares o computadoras, cuando lo más moderno se vuelve obsoleto en poco tiempo. El mundo es un torrente de artículos que prometen felicidad en envases seductores.

Desde la infancia tenemos la impresión de que el mundo que nos rodea ha sido creado para nuestro provecho, pero hay un ojo que todo lo ve, que nos vigila y modifica nuestro comportamiento.

Dicho esto, no deja de sorprender que esta película use el argumento de la manipulación de los medios para manipularnos a nosotros. Nos avisa de que existe una manipulación de todo lo que vemos en los programas de televisión y eso es lo que nos provoca interés para seguir viendo esa manipulación. Es la crítica a la televisión como una máscara que nos muestra una vida bonita, llena de aventuras por resolver con pequeños problemas pero no demasiados. Pero detrás de eso existe una dura realidad de la que somos conscientes pero que no aceptamos e intentamos evadirnos a través del ocio y la diversión. Es lo que sucede en los parques temáticos de Disney. Buscamos la evasión en un mundo infantil, sin problemas y Disney nos lo ofrece pero realmente como herramienta de control social.

Pareciera cuando hablamos de discurso mítico, que hablaríamos de una época ancestral, trajimos algunos ejemlplos para que veamos, de la forma en que podemos llegar a ser manipulados. (video).

Para cerrar:
  • Te atreverías a tomar la decisión de Truman...dejar tu mundo “comodo” y cambiar?
  • Todo el mundo tendría esa valentía?
  • Te parece que hay otro mundo de que el que se ve?


En El show de Truman, parece que vive en un mundo benévolo, pacífico. De hecho, su mundo es una cárcel que se basa en el hecho de que Truman no sabe que es un prisionero.La encantadora ciudad pequeña de Seahaven se convierte en esa prisión cuando Truman hace su escape.
Segun Marlon amigo deTruman dice al principio de la película: ". Todo es verdad nada es falso...es sólo controlada.."  Andrew Niccol, el guionista, se permite cuestionar la forma en que miramos el mundo.
En la película Christof dice:"Aceptamos la realidad del mundo que nos presentan.
Es tan simple como eso."
Según Sócrates:

LA VIDA NO EXAMINADA NO VALE LA PENA SER VIVIDA.

COMO DOCENTES:
  • ¿ QUE POSTURA DEBEMOS TOMAR, DADO QUE NUESTRA PRÁCTICA JAMÁS ES NEUTRA?

  • ¿SOMOS PARTÍCIPES CONSCIENTES DE TODO ESTE ENGAÑO?

  • TODOS DESEABAMOS EN EL FINAL DE LA PELÍCULA QUE TRUMAN SE FUERA DE ESE MUNDO IREAL......¿ES CASUALIDAD O TAMBIÉN MANIPULACIÓN?
Sergio Cinalli
Leandro Giacinto
Victorino Montes de Oca

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.